6º Passeio BTT Bemposta

El pasado domingo 29 de abril, una representación de nuestra grupeta nos fuimos a Bemposta (Portugal) a disfrutar de una jornada magnifica de mountain bike. Pero antes de empezar a con la crónica, me gustaría resaltar la gran diferencia organizativa entre las marchas de nuestros vecinos portugueses y las que nos encontramos aquí.                                  En esta marcha, por la mitad de precio que cualquier marcha española, hemos disfrutado de seguro de accidentes, clasificación por tiempos, dos avituallamientos solo liquido, otros dos avituallamientos sólidos y liquido espectaculares, con chorizo a la brasa, queso, embutidos,dulces, empanada, embutidos,jamón, vino, y el esperado jabalí estofado no pote de ferro, como dirían los compañeros debutantes en esta marcha, espectacular unos banquetes de boda, además una vez finalizada la marcha teníamos duchas de agua caliente y comida incluida, y encima nos daban de regalo una botella de aceite de oliva. Y es que las comparaciones son odiosas, pero que por el doble de precio solo me ofrezcan un avituallamiento y un bocadillo al llegar…deja mucho que desear. En algunas otras marchas portuguesas  hasta me han regalado un maillot.

Y después de esta admiración hacia nuestros vecinos, comenzaremos con la crónica.

La semana se paso entera lloviendo, así que todos nos temíamos lo peor, que a la dificultad de la ruta íbamos a tener que sumar la épica de la lluvia, pero a pesar del pronostico de un 85% de probabilidades de lluvia, yo me jugué el órdago con un -“no va a llover” …y acerté!!!

Bemposta se encuentra en la zona portuguesa de los Arribes de Duero, y apenas tardamos menos de hora y media en llegar con el coche, recogimos nuestros dorsales y empezaron los nervios previos, y es que era el debut internacional para  algunos de nosotros.

De los 6 que ibamos, 2 iban a por la “media maratona” de 45 km, y los otros 4 íbamos a intentar la de 65km, aun sabiendo que sufriríamos  de lo lindo.

A las 9:30 hora local era la salida, y en teoría los participantes en la marcha estaríamos separados de los participantes del open, pero…un despiste por nuestra parte nos hizo colocarnos casi en pole position, menos mal que fuimos legales y nos retrasamos un poquito.En cuanto se dio la salida salimos disparados, contagiados por la velocidad con la que salían todos los participantes, no llevábamos ni 2 kms y ya pensaba que íbamos forzando la marcha. Los primeros kilómetros era una sucesión de toboganes con un terreno rompepiernas, constantes subidas y bajadas, y ahí seguíamos nosotros comandados por Juanmi adelantando a la gente en las subidas como si fuéramos aviones, yo creo que debíamos de haberle avisado a este muchacho que la comida no se iba a acabar. Sin darnos casi cuenta ya habíamos rodado 12kms a un ritmo de 20km/h! Nos llevaba con el gancho, pero ahí seguíamos aguantando el ritmo. Que capacidad de sufrimiento la de Liher, que apenas se descolgaba de nosotros a pesar de no parar de decir que era un ritmo muy superior al suyo el que llevábamos.

En el kilómetro 15 estaba el primer avituallamiento liquido, a pesar de que ahora nos esperaba un terreno favorable con una gran bajada, decidimos parar unos minutos y comer algún gel y gominas, que después de esa bajada el perfil indicaba una subida a la que teníamos respeto.

La bajada no nos defraudó en absoluto, 4 largos kms con zonas de mucha velocidad, y otras zonas con curvas de herradura donde había que calcular muy bien la trazada, de hecho yo tuve alguna pasada de frenada aunque sin consecuencias. A mitad de bajada tuvimos que parar por una pequeña avería mecánica que se solucionó rápidamente. Pero como todo lo que baja acaba subiendo, apenas 30 metros después de acabar el descenso nos encontramos con unas rampas increíbles…¡que había que subir! En algunos tramos se hacia inevitable el tener que subir andando tirando de la bici. Hasta este momento, mis sensaciones sobre la bici no fueron las mejores, y sufrí un poco estos primeros 20 kms, pero a partir de aquí, el cuerpo parece que se puso las pilas.

Al final de la larga subida de cas 5 kms, nos esperaba el gran avituallamiento en el km 26, para los que íbamos a por la marcha larga quizá nos pillaba un poco lejos de meta tanta comida, pero ¡quién se puede resistir a probar un poco de todo? Con sorpresa observams que éramos los primeros que llegábamos allí, al menos de la marcha no competitiva, ya que los participantes de open no paraban. Alli nos esperaban platos de embutidos, queso, jabalí estofado,bollos, fruta, carne a la brasa…un jamón! así que con este panorama no me extraña que nos costara sacar de allí a Juanmi y a Charles.

Después de llenar bien los depósitos de energía, costó ponerse otra vez en marcha, ¿como irían nuestros compañeros de la corta? Hasta el km 33no se separaban las 2 rutas, así que ellos también tendrían subir hasta aquí, y ademas también le quedaba otra subida algo más adelante, aunque esa no la llegarían a sufrir, ya que poco después de este punto se vieron obligados a retirarse por problemas físicos de Elias.

Unos kilómetros mas adelante nos esperaba un descenso algo técnico que llegaba hasta un río, que había que cruzar por unas piedras con la bici de la mano..o por el medio, más rápido, menos peligroso…pero más húmedo!! Me llegó el agua hasta las rodillas, y de nuevo a subir! En esta subida ya me encontraba perfecto, mucho mejor que en la primera, asi que para arriba del tirón. Una vez arriba nos reagrupamos los cuatro de nuevo y oímos alguna tímida amenaza de Liher de hacer la ruta corta si al llegar al punto de separación no se encontraba bien, pero como sospechábamos, una vez llegados a la bifurcación, ¡Todos a por los 65km!

A partir del km 35, dejamos de encontrarnos gente durante el recorrido, y es que como yo creía, casi todo el mundo fue a por la corta, y es que la dureza había sido excesiva durante la primera parte de la ruta. Pero así somos nosotros, para saber si podemos conseguirlo, hay que intentarlo.

El terreno a partir de aqui cambio radicalmente, y a pesar de ser mas llanos, hizo su aparición el barro, un terreno el cual Charles no definiría como su preferido, de ahí que fuera cediendo metros en algunos tramos con respecto a Juanmi y a mi. Casi sin quererlo me vi que había abierto hueco respecto a mis tres compañeros, ya les esperaría en el próximo avituallamiento, el cual calculamos que seria sobre el km 43, así que apenas estaba a un par de kilómetros, pero cual fue mi sorpresa que me vi rodando totalmente solo casi diez kilómetros mas, ya que estaba situado en el km 50. Este tramo era bastante favorable en cuanto a perfil, pero el barro hacia que tuvieras que tener cuidado con las trazadas.

Una vez llegados al avituallamiento, tocaba comer un poco y esperar a los compañeros para afrontar la ultima parte del recorrido. Unos minutillos después aparecían Charles y Juanmi, y tras ellos, a poquita distancia hacia su aparición Liher, mucho mejor de lo que esperábamos. Yo ya llevaba allí un ratillo, y me estaba empezando a quedar ftio, así que decidí continuar la marcha mientras ellos descansaban un poco. Según una señora. solo quedaba un “bocadinho” de subida y el resto muy fácil…¡¡¡pero va a ser que no!!! el “bocadinho” se hizo durísimo, tanto por la dureza, como por el terreno pedregoso, y es que ahora cambiábamos el barro por las piedras. A favor de la señora, es justo decir, que la subida vista en el perfil tampoco es para tanto, pero los kilómetros se iban notando en las piernas. Una vez coronada la subida, el terreno no mejoró, no había ni un kilómetros para ir cómodo, todo subiendo y bajando, con unas bajadas en las que no se podía descansar, y en las que con las vibraciones de las piedras iba notando como el cuadriceps hacia amagos de dame un tirón. Fueron 12 kilómetros que se hicieron muy duros, pero una vez que entramos en el ultimo kilometro por asfalto, se pasaron todos los males. ¡El desafio estaba conseguido en poco mas de 5 horas!  Unos pocos minutos después también entraban en meta Juanmi y Charles, seguidos de Liher.¡ Lo habíamos conseguido los cuatro!

De los casi 250 participantes, solo 36 fuimos capaces de terminar la ruta de 65km. Así que no está nada mal lo que conseguimos.

Ya solo nos quedaba lavar las bicis, pegarnos una ducha calentita y a por la comida, sopa, ensalada, una chuleta de ternera a la brasa que estaba espectacular y un gran plato de arroz. Así que por descontado que volveremos la 7ª edición!

Nos vemos en los caminos!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas Salamanca. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 6º Passeio BTT Bemposta

  1. Edu dijo:

    A por la siguiente!!!!

  2. Anónimo dijo:

    que gran cronica!!!!!!!!!!!!!!!!!a la proxima llegare mejor de forma lo promeotoo!!!!

  3. Liher el bufon rescolgaooo dijo:

    anonimo no Liher jajajaja

  4. Charles dijo:

    Nos vemos en los caminos…. de los Monegros!

  5. Anónimo dijo:

    Enhorabuena chavales!

    Alfonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s