Maratón Orbea Monegros 2013

La crónica de este año de nuestra participación en Monegros la ha realizado un debutante en la prueba, Edu. ¡Seguro que os gusta!

Un año más  el equipo MTB El Bufon se acercaba a la provincia oscense a disfrutar de una gran jornada de BTT en la comarca de los Monegros, concretamente en Sariñena.

Para esta edición nos desplazamos Diego, Javi, Carlos, Liher, Dani y yo, contando con la presencia de Ainhoa como medio de comunicación y gráfico. Se echó de menos a todos los que no pudieron asistir pero en especial a Juanmi.

monegros previa

Desde la llegada el viernes al anochecer y mirando al cielo se iba a intuir que podía ser un dia épico con la bici. Y así fue, la noche pasada por agua y cierzo, ese viento característico de la zona del Ebro.

cascos

Amaneció y la cosa pintaba peor, el viento no cesaba, el agua dejaba de caer pero seguía amenazando y la presencia de charcos hacía presagiar un día duro de barro por los caminos del recorrido.

Preparativos al margen, bicis a punto, tocaba meterse al cuerpo algo sólido, sin efectos secundarios ni nada parecido, unos macarrones…

Y de allí a la línea de salida, instantes de nervios. Da para pensar en muchas cosas… Que hago aquí? Voy a tope desde el principio? Aguantara el portabidón toda la prueba? Llevo todos los productos en su sitio? El GPS funciona? El pulsómetro ídem?

salida

13: 30 Hora de salida

Comenzaba la prueba con puntualidad. Los nervios seguían presentes con tal cantidad de bikers, unos 4300 inscritos para esta prueba de 115 kms. La salida por las calles de Sariñena con multitud de gente a los lados dando ánimos ayudaba a hacerse a la idea del reto al que nos enfrentábamos.

Desde allí, comenzábamos a devorar kms por los caminos, con mucha alegría, soplando el cierzo con fuerte rachas pero a favor, lo cual hacía que se rodara a buena velocidad, excepto por los parones que se hacían cuando se llegaba a grandes charcos. Joder!! Por mojarse un poco no pasa nada, no pensemos llegar a meta sin mancharnos.

Carlos, muy fuerte él como demostró hasta el final, se fue marchando del grupo de bufones, quedando intercalados Liher, Javi y yo, y un poco más rezagados Dani y Diego. Pasaban los kms casi sin darse cuenta, se notaba que los entrenos habían podido dar sus frutos. Eran momentos en que se adelantaba, pero también los pseudopros metían codo y demás para adelantarte de malas maneras.

Llegada al primer avituallamiento, km 33. Carlos llegaba en primer lugar del equipo. Sus sensaciones seguían siendo óptimas.

 

monegrosCasi sin tiempo para verle emprendía la salida hacia el Alto de Piedrafita, subida de unos 8 kms sin grandes porcentajes pero grandes complicaciones. Por entonces el viento seguía “ayudando” por momentos. A partir de este avituallamiento Javi y Liher me descolgaron  nada más comenzar la ascensión, y es que era salir de la parada y picar hacia arriba. Liher tuvo algún problema técnico y perdió rueda de Javi, mientras yo seguía a mi ritmo subiendo el puerto.

Alto Piedrafita

Por detrás, Dani y Diego seguían a lo suyo, su reto personal, terminar esta dura prueba de 115 kms. Tiene mucho mérito, no sólo terminar, sino acudir a esta cita sin haber podido entrenar por distintos motivos. Que h… más gordos tenéis pareja!! Coronado el puerto se iniciaba un largo descenso hasta el siguiente avituallamiento.

Llegada al segundo avituallamiento, km 60. Carlos continuaba con su ritmo demoledor, que a la postre mantendría hasta el final. Por detrás Javi llegaba en segundo lugar con poca diferencia respecto a Liher, quien había solventado los problemas técnicos con mucha facilidad, puñetero barro… Más descolgado llegaba yo, contento hasta entonces por haber tenido un plácido terreno de bajada para descansar. La opinión personal hasta este punto es que se habían hecho kilómetros a buena media, sin grandes esfuerzos, intentando conservar fuerzas para lo que venía después y se puede decir que se disfrutaba de los paisajes de la zona, mezcla de zona semidesértica con llanuras extensas de campos. Lo cierto es que se pasa de un extremo a otro paisajísticamente hablando en pocos kilómetros. Continuando con la crónica decir que los avituallamientos era poco menos que una batalla por coger un plátano, un dulce o una bebida. ¡Qué poco civismo tenemos!

Hasta éste avituallamiento llegaban Dani y Diego por separado, haciendo kilómetros los cuales se empezaban a notar en las piernas de todos.

Y a partir del km. 60 comenzaba un terreno no muy duro en cuanto a ascensiones pero si muy machacador, un falso llano picando hacia arriba unido a un infernal Cierzo, viento de la zona. Nada más salir, habiendome esperado la dupla Javi-Liher , me despidí de ellos de igual manera que en el anterior avituallamiento. Cada uno a su ritmo y consciente de las fuerzas que se tenían se seguían quitando metros a la prueba. Increíble era ver, al menos para mí, cómo gente que a priori parecen pseudos pasaban las de Caín por avanzar metros. Se intentaban formar grupos con el fin de soportar de mejor manera el fuerte viento, pero no había manera. Fueron duros momentos para Liher, que hacia lo imposible por seguir la rueda de Javi, que iba marcandole ritmo. Apunto estuvo de tirar la toalla, pero siguió luchando sobre la bici . En este tramo desde el segundo al tercer avituallamiento el terreno llano parecía subida, mientras que un repecho pequeño se hacía interminable.Liher

Llegada al tercer avituallamiento, km 88. Carlos continuaba con su progresión, sin notar apenas el esfuerzo y eso que se llevaban más de 4 horas encima de la bicicleta desde que se diera la salida. Por detrás Javi llegaba con muy buenas piernas dejando un poco atrás a Liher que acusaba la fatiga y los calambres provocados por el tremendo esfuerzo de este tramo. De nuevo, como en anteriores paradas Javi y Liher me esperaron ,que llegaba hasta este km 88 con una sonrisa, que no reflejaba lo que tenía encima. Diego llegaba hasta este punto distanciándose de Dani, acusando la fatiga como los demás pero manteniendo ese pundonor característico que le hacen crecerse en estas citas. Dani, por su parte, llegaba hasta aquí con la bicicleta perdiendo lastre, y es que su portabidón y bidón cayeron sin poder recogerlo.

A partir de aquí ya sólo quedaba “disfrutar” hasta el final, apenas 25 kilómetros nos separaban de la meta. Kilómetros de descenso, llaneo y algún repecho que sin el viento de cara se pasaban con cierta avidez. Hubo momentos para todo, para reír, para hablar, para hacerse amigos, en fin, para hacer más ameno los últimos momentos de este gran día.

2013-04-27 18.47.10

Llegada a meta, km 115. De Carlos qué decir? Pues que al final se nota que el esfuerzo del entreno tiene su recompensa. Consiguió llegar a meta con un tiempazo 5:29:01. Tanto fue así que no le dio tiempo a Ainhoa a inmortalizar su llegada. Muy buena carrera Carlos!! Decir que hizo la prueba con el dorsal de Juanmi, que no pudo disfrutar de este día. Gran homenaje y detallazo Carlos!! Hasta la meta llegábamos Liher, Javi y yo con un tiempo de 6:43:00. No sin problemas hasta el final. A los sabidos problemas físicos de Liher, que conseguía recuperarse milagrosamente en el km. 100, se unían los míos, que sufrí calambres desde ese km más o menos. Qué difícil y que duro se hace montar en bicicleta con esas sensaciones. Y más viendo a la gran cantidad de gente que en las cunetas de los caminos sufrían tirones y lesiones. Esos últimos 15 kilómetros se hicieron con la grandísima ayuda de Javi y Liher, ayudándome en todo momento a pasar ese calvario. Puedo decir que dudo hoy todavía si habría terminado la prueba sin ellos. GRACIAS CHAVALES!! Lección de compañerismo y amistad.Llegada_Monegros

Un poco más tarde y entrada la noche comenzábamos a preguntarnos por el devenir de Diego y de Dani. Y es que no se sabía nada de ellos. El goteo de corredores llegando a meta era muy lento y los minutos se hacían largos sin ver su llegada. Fue entonces cuando Javi comunicó con Dani y le dijo que su hermano iba por delante de él a pocos kilómetros. Meta_Diego

Con un tiempo de 8:31:15 hacía entrada en meta Diego, con una sonrisa como siempre tiene. Cansado, con dolores de espalda, pero titán como acostumbra. Poco después veíamos llegar a Dani, sprintando en la recta de llegada, con un tiempo de 8:50:00. Le acompañaba Candi, un amigo que se había hecho durante el día. Bonito momento cuando se dieron un fuerte abrazo al pasar la meta.

Meta_Dani

Hasta aquí lo referente a la carrera. A partir de entonces momentos para la cena. La organización había preparado una fideuá y una hamburguesa, sí, incrédulos todos cuando lo escuchamos por los caminos, pero allí estaba, esperándonos para devorarla. Por si había hambre teníamos más provisiones en los coches, unas pizzas y un dulce de la zona.

Sin más, decir que fue una gran jornada de bicicleta, con alegrías, sufrimiento, paisajes bonitos, organización buena… Esperando que pronto nos veamos en otra prueba, que si no me equivoco será en pocos días con la DOCE24 en Moralzarzal. IMG-20130502-WA0002

Un abrazo familia Bufona.

Nos vemos en los caminos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mundo mountain bike. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Maratón Orbea Monegros 2013

  1. Sergio dijo:

    Me ha encantado el relato! Enhorabuena!

  2. Charles dijo:

    Gran día de mtb, gran fin de semana y sobre todo, gran compañía!!
    Genial la crónica, Edu, nos vemos en la doce24… esta vez en equipos diferentes! 😉

  3. Chisi dijo:

    Aquí la bufona francesa se pregunta cuándo venís a verme y vamos a subir en bici La Madeleine, L’Alpe d’Huez y compañía… 🙂
    Un abrazo para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s